'Navidad' publicaciones etiquetadas

Dime niño quién eres

Dime, Niño, de quién eres…

Alguien dijo que los Evangelios fueron escritos para formular una pregunta e iluminar su respuesta. La pregunta no es otra que la siguiente: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?” (cfr. Mt 16, 15; Mc 8, 29; Lc 9, 20). Mientras que la respuesta se sintetiza en las palabras de San Pedro: “Tu eres el…

Feliz Navidad para “todos”

Soy consciente de que una parte nada desdeñable de la sociedad celebra la Navidad sin referencia religiosa alguna; mientras que otros entendemos que lo central de esta fiesta —como su propio nombre lo indica— es la conmemoración de la natividad de Jesucristo, en quien reconocemos al Hijo de Dios hecho hombre. Los actuales adornos navideños…

Feliz Navidad

¡Feliz Navidad!

La semana pasada acudí al Pregón de Navidad en el Kursaal de San Sebastián, y a la salida me comentaba uno de los asistentes que nuestra cultura occidental corre el riesgo de reducir la Navidad a una especie de fiesta de carnaval de fin de año. Me impresionó un diagnóstico tan gráfico y tan crudo,…

Aquí tenéis la señal

“Aquí tenéis la señal…”

“Encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre” (Lc. 2, 12).  Sin embargo, en buena parte de las céntricas calles de las principales capitales españolas, no se encuentra “señal” alguna del nacimiento de Cristo. Es verdad que nos ha sorprendido el despliegue de todo un alarde de psicodélicas luces decorativas: figuras geométricas,…

¡Feliz Navidad!

Por regla general, tenemos la costumbre de felicitarnos cuando las cosas nos han salido “redondas”: Se felicita al político cuando gana las elecciones. Se felicita al alumno que ha sido el primero de la clase. Se felicita a los agraciados en la lotería… Ciertamente, no es ése el sentido en el que la tradición cristiana…

Los Reyes Magos existen

Desde muy pequeño, siempre fue un misterio para mí eso de que nuestras madres tuviesen la satisfacción de servirse la cabeza y el espinazo del pescado o el trozo del bizcocho que había salido ennegrecido del horno… ¡Qué suerte que, casualmente, a ellas les gustase todo lo que era despreciado por nosotros! ¡Qué suerte que…

¡¡¡Ooooh!!!

Insistamos una vez más: La imagen del niño débil acostado en un pesebre, no es un mero signo de ternura, sino que es también una invitación a poner en práctica la doctrina exigente de Cristo: “si no cambiáis y os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos” (Mt. 18, 3). Pero,…